El Honor del Samurai

Autor: Takashi Matsuoka
Título original: Cloud of Sparrows 
Traducción: Fernando Mateo
Edición: Zeta Bolsillo (Ediciones B), 2010
Género: Novela histórica
ISBN: 9788498724134
Páginas: 520

En este libro, escrito en 2002, el autor nos introduce en una cultura como la japonesa, muy diferente a la nuestra, a través de un período marcado por las intensas luchas de un país que se ve obligado a abrir sus puertas a Occidente. 

En la trama aparecen una gran variedad de personajes con unos rasgos muy definidos como los misioneros estadounidenses, con un sorprendente pasado, cuyo objetivo es proclamar la palabra de Dios, refrejándose a la perfección el impacto cultural entre extranjeros y nipones.

Cada capítulo comienza con un pasaje del libro del clan Akaoka, el Suzume-No-Kumo o Bandada de gorriones en castellano, lo que me ha parecido un acierto total ya que nos acerca aún más a la filosofía oriental del Japón feudal. Un par de ejemplos:

El conocimiento puede ser un freno.
La ignorancia puede liberar.
Saber cuando saber y cuando no saber es 
tan importante como un acero bien templado.

Suzume-No-Kumo, 1434

¿Puedes ser como el ciego frente a un cuadro,
el sordo en un concierto, el muerto en un banquete?
Si no puedes, entonces deshazte de tu catana
tu wakizashi, tu arco de dos metros,
tus flechas con tu pluma de halcón, 
tu caballo de combate, tu armadura y tu nombre.
Careces de la disciplina necesaria para ser un samurai.
Hazte granjero, cura o comerciante.
Evita también a las mujeres hermosas.
Son demasiado peligrosas para ti.

Suzume-No-Kumo, 1777

La verdad es que recomiendo encarecidamente esta novela porque a pesar de que pueda costar en un principio acerse a tantos nombres, objetos y lugares japoneses, no faltan  ingredientes esenciales como la intriga, la acción o el amor además de poseer un argumento que mantiene al lector enganchado hasta el final.

1 comentario:

  1. Parece interesante. La historia de los samuráis es siempre llamativa. Tomo nota de su reseña para posteriores lecturas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar