Mis mejores lecturas del 2011

El Palestino de Antonio Salas no es un libro fácil de leer pero representa, en mi opinión, un auténtico modelo de lo que debe ser el periodismo de investigación. Es una de las obras con las que más he aprendido en 2011 pero no la única. El penal de Valdenoceda es otra buena manera de intentar esclarecer la historia y con ello las condiciones de los presos republicanos tras la Guerra Civil.

Banu Qasi: La guerra de Al Ándalus y El jinete del silencio tienen aquí su merecido lugar entre las mejores novelas históricas del año. En cuanto a la primera diré para no extenderme que no defraudar mi larga espera tras haber leído la primera parte ya tiene suficiente mérito y respecto a la segunda, la originalidad de la trama y el sufrimiento de un protagonista rechazado desde su más tierna infancia me llenó por completo mientras devoraba sus páginas.

Estas son mis mejores lecturas del 2011 pero aprovecho para simplemente mencionar otras que me hicieron pasar buenos ratos como Prométeme que serás libre de Jorge Molist o Te daré la Tierra y Mar de fuego, ambas de Chufo Llorens que no están reseñadas en este blog por falta de tiempo pero que son sin duda altamente recomendables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario