El último abad

Las aspiraciones de la Congregación para la Observancia de Valladolid, con el padre Luis Ceballos como máximo representante, auspiciadas por el rey Felipe II han llevado a los cenobios catalanes a una crítica situación. 

El objetivo de los castellanos no es otro que dificultar la labor de los monasterios, procurar su decadencia e ir introduciendo a clérigos adeptos a su causa para que impongan un credo establecido y, con el tiempo, procuren hacerse con voz y voto dentro de la Diputación del General, institución que hoy conocemos como la Generalitat de Cataluña.

Es en este convulso momento de mediados del siglo XVI cuando un hombre recto como Pere Frigola se convierte en el nuevo abad del monasterio benedictino de Sant Benet de Bages. Indignado al ver como la corrupción religiosa, política y social campa a sus anchas, Frigola emprendera una lucha desigual contra el poder establecido, un David contra Goliat que desembocara en una conjura para perjudicar su obra y acabar con su propia vida. 

Suma de Letras | 2012 | 978-84-8365-449-1 | 408 pp.

A pesar de introducir en el relato expresiones propias de la época que podrían ayudarnos a adentrarnos en la historia con mayor facilidad, la trama que concibe Martí Gironell me ha resultado deslabazada y con un gran defecto. Pienso que uno de los principales puntos de apoyo sobre los que debe asentarse toda novela de corte histórico es la ambientación; dotar a la obra de una atmósfera acorde con contexto histórico que sitúe al lector con claridad en la época donde transcurre la historia, cosa que, a mi humilde entender, el autor no consigue mientras leemos El último abad a pesar de presumir en la contraportada de haber escrito cada una de sus páginas desde el mismo monasterio.

Monasterio de Sant Benet de Bages (wikipedia)
Sin embargo, he de decir que me ha gustado la inclusión en el texto de frases conocidas como la que Groucho Marx dedicaba a la política o aquel proverbio italiano que hablaba del final compartido por rey y peón cuando la partida termina; además de todo lo referente a los métodos agrícolas que se utilizaron para mejorar los cultivos y viñedos. 

Aunque esta primera aproximación no ha resultado del todo satisfactoria, no me queda sino desear que en una próxima ocasión pueda adherirme a las buenas criticas que me habían llegado de este autor y su obra.

Martí Gironell (Besalú, 1971) escritor y periodista, se inició desde muy joven en la radio. Actualmente trabaja en la Televisió de Catalunya y colabora como articulista en los diarios El Periódico y El Punt. Saltó a la palestra gracias al éxito cosechado por la novela El puente de los judíos (Columna, 2007) tras la que vieron la luz La venganza del bandolero (Columna/Planeta, 2008) y El arqueólogo (Columna/Suma, 2011). El libro del que hoy os hablo es su última publicación de este género.





+ Información:
Monasterio de Sant Benet de Bages
Un año en Món Sant Benet
Web de Martí Gironell (Ed. Columna)
Facebook de Martí Gironell
Twitter de Martí Gironell
Lee las primeras páginas de El último abad

No hay comentarios:

Publicar un comentario