La ciudad de los ojos grises

El hecho de que una novela transcurra en un lugar desconocido para el lector no significa que éste pierda por ello la atención o desmerezca la historia que cuentan sus páginas. Véanse por ejemplo las prolíficas novelas sobre una ciudad condal, me vienen a la cabeza Te daré la tierra o El sueño de la ciudad, que quién escribe apenas ha pisado pero con las que ha pasado buenos ratos. 

Sin embargo, cuando una obra esta ambientada en tu ciudad, un lugar que conoces y aprecias, pasear junto a los personajes por sus calles o plazas supone todo un aliciente. Gracias al autor por introducirme con pericia en el Bilbao de principios del siglo XX a través de La ciudad de los ojos grises.

Algaida | 2012 | 978-84-9877-751-2 | 400 pp.
 
Alfredo Gastiasoro llega a la Estación del Norte tras varios años de exilio voluntario en un bohemio París donde ejerce de profesor de arquitectura. La precipitada muerte de Izarbe Campbell, el amor de su vida que acabaría truncado al casarse con su hermano, ha provocado una vuelta que no está resultando lo placentera que hubiese imaginado tiempo atrás. No ayuda a mitigar su sensación de pérdida el comprobar con sus propios ojos como el maldito progreso ha convertido aquel bocho de su niñez donde todos se conocían en una urbe gris que no ha parado de absorber a gentes llegadas de la mitad norte de España en busca de un futuro mejor. Si, la revolución industrial ha convertido la ciudad en una de las más pujantes de Europa pero el precio quizás ha resultado excesivo. 


«No existe odio más vergonzante para los humildes que el nacido de las desigualdades sociales.» (pág. 101)

Cuando Alfredo se encuentra con el policía Fernando Zumalde, amigo de la infancia, y éste le informa de las evidencias que posee del en absoluto fortuito fin de Izarbe, ambos emprenderán una búsqueda para encontrar al culpable de tan execrable crimen. Con la pareja llevando a cabo sus pesquisas a la vez que Alfredo rememora momentos pasados, iremos recorriendo una villa cambiante descubriendo edificios emblemáticos que aún perduran como el de la Sociedad Bilbaína, el Teatro Arriaga o La Misericordia que daría su nombre a una tribuna del incipiente San Mamés de aquellos años, cafés como el Iruña o el Boulevard y lugares de esparcimiento como el Arenal o Jardines de Albia.

El Puente Colgante de Portugalete o Puente Vizcaya, uno de los grandes monumentos de la revolución industrial.
Además, desde el comienzo de nuestra lectura nos toparemos con ilustres personajes que irán enriqueciendo el relato como el tenor Julián Gayarre, los escultores Nemesio Mogrobejo y Francisco Durrio, los socialistas Indalecio Prieto y Facundo Perezagua, Felix Unamuno y su cartel que rezaba: No me hable usted de mi hermano, las hermanas Azcaray...

Narrada en tercera persona y dividida en cincuenta capítulos de corta duración y un epílogo, Felix G. Modroño conforma una novela excepcional dificil de clasificar. El sentimiento con el que está contada la historia de amor, la magnífica ambientación, la pequeña dosis de intriga y sobre todo poder conocer más cosas aunque fuesen pequeñas anécdotas o curiosidades (como el porqué del mote de chimbos o la diferencia entre bilbainos y bilbaínos) sobre mi ciudad y quienes la habitaron ha hecho que La ciudad de los ojos grises sea uno de esos libros que recordaré con el paso del tiempo; por algo ha sido galardonado con el Premio Creatio de Blogs Literarios a la mejor novela de 2012.




Felix G. Modroño (Vizcaya, 1965) es licenciado en Derecho por la Universidad de Salamanca, y trabaja en el sector financiero desde 1991. Su amor por la fotografía le llevó a publicar Villalpando, paisajes y rincones (2002), un homenaje al pueblo zamorano del que son originarios sus padres. 

Tras un accidente que le mantuvo inmovil casi dos meses retomó su pasión olvidada de escribir. Publicó sus primeras novelas,
La sangre de los crucificados (Algaida, 2007) y Muerte Dulce (Algaida, 2009) que mantienen como protagonista al doctor Zúñiga, un peculiar investigador del siglo XVII; para volver a sus raíces con La ciudad de los ojos grises, una bella historia de suspense y nostalgia, de amor por una mujer y una ciudad.


+ Información:
Web oficial de Felix G. Modroño
Twitter de Felix G. Modroño
Facebook de Felix G. Modroño
La ciudad de los ojos grises, historias y fotografías de una novela
Lee las primeras páginas de La ciudad de los ojos grises

4 comentarios:

  1. Cada lector satisfecho es un orgullo para mí. Gracias por compartir tus impresiones. Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un placer Felix. Ojalá todos los libros que leo me dejasen la misma sensación. Un saludo.

      Eliminar
  2. Lo tengo esperando y no creo que tarde en descubrir por qué lo recordarás siempre,
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario porlomenix. Desde luego que no te defraudará. Un saludo

      Eliminar