Circo Máximo

«La vida es como un enorme Circo Máximo: siete vueltas, catorce giros, y en cada giro nos jugamos la propia vida, en cada decisión que tomamos o que otros toman por nosotros, solo que la carrera va tan rápido que no tenemos casi nunca tiempo para pensar. Pero la victoria en la vida no es para el que llega primero, (...) sino para aquellos que consiguen llegar a la última vuelta, al último giro y sobrevivir.»

En esta segunda entrega de la trilogía sobre la figura de Marco Ulpio Trajano el primer emperador de origen hispano y uno de los mejor considerados, volvemos a ejercer de privilegiados alumnos a los que Santiago Posteguillo imparte otra clase magistral con su clarividente manera de explicarnos la Historia.

Tras plasmar el ascenso de Trajano en Los asesinos del Emperador llega Circo Máximo, un nombre que seguramente le haya sido otorgado al llegar a cotas de lugar emblemático durante su gobierno, no en vano llevo a cabo su reconstrucción y ampliación tras ser asolado por un incendio, así como antes lo fue el Coliseo para la dinastía Flavia.

Planeta | 2013 | 978-84-08-11711-7 | 1200 pp.

Continuamos conociendo la Roma de principios del siglo II y Posteguillo se centra en este segundo volumen en el periodo histórico de las llamadas Guerras Dacias en las que, al norte del Danubio, los romanos se enfrentaron a los dacios quienes contaban con la ayuda de sármatas, bastarnos, roxolanos y otros pueblos aglutinados todos bajo en mando del rey Decébalo

Escultura de Decébalo en Rumania (wikipedia)
Acompañando a este conflicto bélico encontramos en este extenso libro muchas historias más enlazadas con la habitual capacidad narrativa del autor. Seguimos acompañando a secundarios cercanos al Emperador como su esposa Plotina o su sobrino Adriano y a lugartenientes o amigos como Lucio Quieto, Nigrino, Longino o Plinio el joven a la vez que nuevos personajes se suman a la lectura volviendo a conformar un universo donde conviven estrechamente miseria y esperanza, deserciones y lealtades inquebrantables, amor y odio. No faltan en el relato luchas de gladiadores o carreras de cuadrigas que aportan acción a la novela mientras descubrimos la importancia de las vestales, a las que no se podía tocar, las leyes y juicios de la época, la faraónica construcción de un puente entre dos mundos o una conjura que pretenderá acabar con quien lleva las riendas del Imperio.

Narrada en tercera persona y dividida en ocho partes y un epílogo, en Circo Máximo me ha chirriado la inclusión de un caballo singular y la trama de los cristianos Juan e Ignacio parece no llegar a ningún sitio (espero ver su propósito en el futuro final). A pesar de ello, no cabe duda de que nos encontramos ante un libro más que recomendable no solo para los amantes del genero histórico sino también para cualquier lector apasionado por las buenas historias. Cabe señalar que, como en anteriores novelas del autor, la loable edición que tenemos entre manos facilita la lectura y comprensión de esta novela al incorporar mapas, ilustraciones, glosarios y otros datos de interés.






Santiago Posteguillo (Valencia, 1967), es un filólogo y lingüista que en la actualidad imparte clases en la Universidad Jaume I de Castellón. Autor de más de setenta publicaciones académicas que abarcan desde artículos de investigación hasta monografías y diccionarios especializados, está situado en lo más alto de la novela histórica en nuestro país gracias a su trilogía sobre Escipión el Africano: Africanus, el hijo del cónsul (Ediciones B, 2006), Las legiones malditas (Ediciones B, 2008) y La traición de Roma (Ediciones B, 2009). Ha escrito además el ensayo La noche en que Frankenstein leyó El Quijote (Planeta, 2012) y se encuentra inmerso en una nueva trilogía sobre Trajano de la que ya ha escrito Los asesinos del emperador (Planeta, 2011) y Circo Máximo (Planeta, 2013).

+ Información:

Web oficial de Santiago Posteguillo
Web de la novela Circo Máximo
Twitter de Santiago Posteguillo

Facebook de Santiago Posteguillo
Lee las primeras páginas de Circo Máximo
 

1 comentario:

  1. Está entre mis futuras lecturas. He disfrutado muchisimo con las obras de este autor.

    ResponderEliminar