Las leyes de la frontera

La «oscura, solitaria y cochambrosa» Gerona de finales de los setenta no pasaba de ser un «poblachón oscuro y clerical acosado por el campo» y rodeado por un cinturón de barrios donde los charnegos, los emigrantes llegados a Cataluña desde el resto de España, convivían con todo tipo de escoria. Franco había muerto tres años antes pero seguíamos gobernados por atrasadas leyes franquistas en un país donde nada parecía poder cambiar.

Para radiografiar aquella sociedad que vio nacer en los suburbios de las ciudades a multitud de grupos de chavales desarraigados que no lograron escapar de un negro futuro de marginalidad, drogadicción y delincuencia, Javier Cercas concibe a un adolescente de clase media que en el verano del 78 conocerá por casualidad al Zarco y a Tere , dos jóvenes gamberros. 


Tratando de escapar del acoso que sufre por los que hasta hace poco eran sus amigos, magnetizado por el carisma del Zarco y empujado por sus sentimientos hacia Tere, Ignacio Cañas, quien pronto sera apodado como el Gafitas, se unirá a su banda traspasando la frontera física que forman los ríos Ter y Onyar a la vez que cruza la frontera simbólica entre el bien y el mal.

Random House Mondadori | 2012 | 978-84-397-2688-3 | 384 pp.

A través de los recuerdos de Cañas y a modo de entrevistas hechas por un autor que pretende escribir un libro sobre la vida de un Zarco convertido ya, treinta años después, en un ídolo quinqui, Cercas nos describe una época que para algunos no fue de conquista de derechos y libertades sino de héroes caídos y oscuros destinos.

Este retrato canalla de la transición española llego también, con peor o mejor fortuna, al séptimo arte conformando todo un subgénero que quedo representado en películas como Perros Callejeros (1977, 103', José Antonio de la Loma), Deprisa, deprisa (1980, 99', Carlos Saura), Colegas (1982, 117', Eloy de la Iglesia) o El Pico (1983, 86', Eloy de la Iglesia).



Toda película tiene banda sonora y la de aquellos quinquis de barrio perseguidos por las lecheras de la policía podría ser, al margen de los contestatarios rock y punk, la rumba delincuente que encarnaban canciones escritas con el lenguaje directo de la calle y una temática sobre drogas, desengaños amorosos o visitas al talego. Me vienen a la cabeza Quiero ser libre de Los Chichos, Dame veneno de Los Chicos, La mandanga de El Fary o Heroína de Los Calis.



Volviendo a la novela podemos precisar que a pesar de que la parte final del relato pierde la frescura inicial y quizás le sobren algunas páginas, el escenario desgarrador de Las leyes de la frontera lo convierten en una lectura recomendable para quienes deseen tener otro punto de vista de un periodo crítico de nuestra Historia.






Javier Cercas nació en Ibahernando (Cáceres) en 1962. Doctorado en Filología Hispánica es profesor de literatura española en la Universidad de Gerona y columnista de El País. Además de artículos, crónicas y ensayos es autor de las novelas El móvil (1987), El inquilino (1989), El vientre de la ballena (1997), la aclamada internacionalmente y adaptada al cine Soldados de Salamina (2001), La velocidad de la luz (2005), Anatomía de un instante (2009) y Las leyes de la frontera (2012). Varias de sus obras han sido traducidas en más de veinte países y han recibido galardones que lo han consagrado como uno de los novelistas europeos más destacados de la actualidad.

+ Información:
Página oficial de Javier Cercas
Artículos de Javier Cercas en El País
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario