El escalón 33

Silvia Rubio es una joven apasionada por los libros y las antigüedades que trabaja como restauradora en la Biblioteca Nacional de Madrid. Una noche, revisando un antiguo libro recién adquirido por ella en internet, descubre en la cubierta un enigmático manuscrito donde unos acertijos que parecen hacer referencia a castillos vienen acompañados de unos extraños símbolos.

En su búsqueda por conocer el significado del manuscrito, Silvia conocerá a un experto en historia medieval y especialista en castillos llamado Alex Aperte. Juntos tratarán de descubrir el enigma que esconde mientras sufren tanto el acoso de la policía que busca a un compañero de trabajo de Silvia, al que ella pidió ayuda en primera instancia y que se encuentra desaparecido; como la persecución de oscuros personajes que desean hacerse con el valioso pergamino. ¿Serán capaces Alex y Silvia de mantener en su poder el vetusto documento y descubrir los secretos que oculta?.  

Me decidí a leer este thriller con tintes históricos por las buenas opiniones que me habían llegado a pesar de que estuviese ambientado en la actualidad, aspecto que, como lector habitual de genero histórico, no me acababa de convencer. Un prejuicio que poco tardaron en desmontar las primeras páginas de El escalón 33, una obra galardonada con la Mención de Honor del IX Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza 2012.

Nowtilus | 2012 | 978-84-9967-351-6 | 512 pp.

La historia, narrada en tercera persona por un narrador omnisciente y poseedora de un estilo ágil, resulta ser un magnifico paseo tanto por varios de los rincones más pintorescos del Madrid actual como por algunos de los castillos más emblemáticos de nuestro país, de los que iremos conociendo su construcción, las batallas que presenciaron o los ilustres personajes que los habitaron.
 

Se percibe el buen trabajo de documentación y el aprecio del autor por cuanto nos quiere enseñar acerca de Historia, Arqueología o en particular sobre estas fortalezas y sus marcas de cantero. No en vano, abundan en la narración los datos históricos expuestos siempre de la forma mas liviana posible para que el ritmo, vivo sin ser frenético, no decaiga.

Fachada principal de la Biblioteca Nacional (wikipedia)
Respecto a los personajes, tanto Silvia como el resto están bien diseñados. La restauradora es quien cobra al comienzo de la novela un protagonismo que Alex, en quien he hallado una especie de alter ego del propio escritor, irá conquistando según avanzamos en una lectura a través de la que también conoceremos al ladrón de arte Edgar Svak, al multimillonario Alfred Llul o a la desconcertante Margot que no podrán evitar que me quede con el viejo Santos Real como el personaje mas especial de todos.

La música, que a veces no he podido evitar tararear, y la cultura del vino son otros dos de los muchos ingredientes que hacen de El escalón 33 una novela que combina diversos géneros y que acaba siendo, por encima de todo, una obra original que el lector devorará en un abrir y cerrar de ojos.


Luis Zueco Jiménez (Borja, 1979) es Ingeniero Técnico Industrial por la Universidad de Zaragoza; y Licenciado en Historia y Máster en Investigación Artística e Histórica por la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Es miembro de la Asociación Española de Amigos de los Castillos y de la Asociación Aragonesa de Escritores además de Vicepresidente de Amigos de los Castillos de Aragón. 

Ha sido colaborador en diversos medios de comunicación (Aragón Radio, Radio Ebro...) así como de revistas sobre el mundo medieval. También escribe en medios online y blogs culturales, participa habitualmente en conferencias sobre patrimonio, fotografía, literatura e historia y ha publicado artículos de investigación y guías sobre castillos. Rojo Amanecer en Lepanto (De Librum Tremens, 2011) fue su primera novela tras la que vendrían El escalón 33 (Nowtilus, 2012) y Tierra sin rey (Nowtilus, 2013).

+ Información:
Blog de la novela El escalon 33
Web personal de Luis Zueco
Twitter de Luis Zueco
Lee las primeras páginas de El escalón 33

No hay comentarios:

Publicar un comentario